Entrevista

Ana Isabel Jiménez, rectora de la institución, comparte con nosotros un mensaje de positivismo y aprendizajes en tiempos de cambios. 

Pensamiento

Ana Isabel Jiménez

Rectora

 

Avatar, esa película me la ví con Eduardo (mi hijo) justo antes de que se desatara la crisis  mundial con el pequeño virus. Me la quería ver hace meses; es más, es una de esas películas que pienso que  me debería ver cada tanto. Siempre he pensado que si como seres humanos lográramos el nivel de los Na’vi (tribu que habita Pandora en Avatar) seríamos un poco más inteligentes como especie: ellos comprenden que son uno solo, que son parte de un todo; que lo que le pasa a uno, tiene que ver con todos; que son parte de la naturaleza y, por ende, la vida de todos los seres del planeta es sagrada.

Volviendo al planeta Tierra, es interesante ver cómo los medios de comunicación comparan las acciones  individuales de los países: que en Corea del Sur la cosa se manejó mejor, que en Alemania el virus no ha sido tan mortal, que para USA y Brasil esto es una gripita, que en España e Italia hay mucha población anciana y,  por eso, la mortandad es mayor, en Venezuela, Corea del Norte y otros países no sabremos qué pasó (etcétera, etcétera). Este microorganismo nos demostró, finalmente, que somos uno solo: la humanidad es una sola y esta es solo una primera gran crisis de la que tenemos la posibilidad de aprender.

La otra crisis, que aún no ha venido con toda su fuerza, pero pronto lo hará, es la climática y ambiental. Aquí también se requiere una absoluta inteligencia colectiva: si no actuamos, esa será peor. Tal vez, este "viruchento", como le digo yo, vino para darnos una oportunidad como humanidad, vino a decirnos: "¡Ojo! No eres Hommo Deus. Eres un pequeño ser en  el tablero, pero sin ti la naturaleza seguiría adelante".

Así que si estás tranquilo en tu casa con la fortuna de afrontar la cuarentena como se nos ha pedido, eso es fabuloso, pero vamos más allá. Pregúntate: ¿qué has hecho por los que están en la calle? ¿Te das cuenta de que si hay gente con hambre en la calle eso tiene que ver contigo? Si otros seres humanos están en la calle, ¿qué pasa? Si Venezuela no logra contener su crisis, ¿qué pasa? Si te quedas con los guantes y los tapabocas guardados por si las moscas y el personal médico no tiene acceso a ellos, ¿qué pasa?

Ojalá esta OPORTUNIDAD genere algo grande. Eso depende de ti, de mí, y de nuestra capacidad de inspirar, liderar y movilizar a otros.

EL TREN

PERIÓDICO ESCOLAR

LICEO TALLER SAN MIGUEL