• PERIODICO EL TREN

El fútbol colombiano y su formato disfuncional. Por Santiago Figueroa



La liga profesional de fútbol masculino colombiano utiliza un formato para beneficiar a los grandes, esto no es secreto para nadie, el fútbol colombiano termina siendo un acuerdo para que los mismos equipos clasifiquen a los torneos internacionales, y los mismos equipos que ascienden sean los que automáticamente descienden por falta de oportunidades en la primera división.

El formato no funciona, y es una realidad; es increíble que una liga profesional tenga que jugar dos semestres porque las televisivas le quieren sacar todo el jugo posible a dos finales, dos cuadrangulares, dos campeones, y además una superliga. Esto lo único que causa es que el ganador de la liga no sea el que mejor jugó en todo el año, ni el que más se sostuvo, ni el que quedó primero, si no el que gane unos cuadrangulares de 3 semanas a los que entra casi la mitad de la liga. Entonces dá lo mismo quedar de primero o de octavo, si igual ambos tienen la misma posibilidad de ganar. El fútbol colombiano utiliza un formato realmente complejo. Nos quisimos parecer al fútbol argentino desde el comienzo, utilizando factores inútiles como los promedios que tanto perjudican a los equipos pequeños y benefician a los grandes, provocando, así, que lo mismo que llevó en Argentina a River Plate al descenso en el 2011 sea la razón por la que hoy el Deportivo Pereira y el Boyacá Chicó tengan que luchar por el descenso a pesar de tener mejores resultados que el Alianza Petrolera. ¿Lo peor de todo? Los equipos juegan mirando 3 tablas: la clasificatoria, la cual define si entra a los cuadrangulares o no, la reclasificatoria, la cual indica si clasifica a puestos internacionales o no y la tabla de descenso, la cual, como indica el nombre, muestra que equipos descienden. ¿Qué lógica tiene tener que jugar un torneo que tiene 3 tablas de clasificación? Pero entonces, ¿Cómo me imagino yo una liga colombiana ideal? Simple, realizar un solo torneo de un año, con 38 jornadas, 20 equipos todos contra todos, así como la mayoría de ligas europeas. Quitar los cuadrangulares, el primero de la liga después de las 38 jornadas es el campeón, los puestos internacionales se repartirán de la siguiente forma, los cuatro cupos a la copa libertadores se distribuyen en los primeros cuatro posicionados, los primeros dos clasifican directo y el tercero y cuarto a la ronda de repechaje. A la Copa Sudamericana clasifican los posicionados en la quinta, sexta, séptima y octava casilla, así se premia al que realmente se mantuvo constante todo el año, ese el el punto de una liga decente. Por último cada año ascienden dos o tres equipos y descienden dos o tres equipos. ¿Por qué dos o tres? Porque así se le da emoción al descenso, los últimos dos equipos descienden directo, ascienden los primeros dos del Torneo de la B, el equipo que quede de 18, jugará un partido ida y vuelta contra el tercero de la B, y el ganador obtiene su cupo en la A. La liga colombiana tiene potencial para ser una liga latinoamericana decente, con campeones reales y no campeones que quedaron octavos en un semestre.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo